Fortnum and Mason: el té de la reina

Fortnum and Mason es un establecimiento gourmet londinense conocido por ser proveedor de comida de la Casa Real Inglesa desde hace 150 años. Su historia se remonta al 1707, cuando William Fortnum y Hugh Mason empezaron la actividad, basándose en un principio en la importación de té y verduras. Un primo de Fortnum trabajaba para la East India Company,  un hecho que  sería clave en la importación de esta bebida por parte de los dos socios, y como consecuencia, para que el té se convirtiese casi en bebida nacional en Inglaterra. Es decir, casi podemos afirmar que Fortnum and Mason ha sido el responsable de la popularización de esta infusión en su país. Una curiosidad:  en los años 30 del siglo XX ofrecían un servicio gratuito de análisis de agua para identificar cual era el té más adecuado. Los clientes se acercaban a la tienda con una botella de cuarto del agua de su localidad o distrito y los comerciantes les recomendaban, gratuitamente, el tipo de té que encajaba mejor .

Visitar ‘Fortnums‘, como lo llaman los locales, es todo un regalo para los sentidos: galletas de miles de sabores y formas diferentes, en otros tantos tipos variados de cajas y embalajes, chocolates, mermeladas, vinos, conservas, bollos, pasteles, comida cocinada… Sus escaparates son como pequeñas obras de arte -eso sí, nada minimalistas-, admirables especialmente en época navideña.

Escaparate de Fortnum and Mason

Recomiendo visitar Fortnum’s, por la tarde, a la hora del té. Es un buen lugar, si os gusta sumergiros en la gastronomía del país que visitáis, para probar los míticos ‘scons’, un tipo de bollos escoceses, hechos a base de mantequilla, harina, huevos y azúcar, horneados, que se rellenan con mermelada o bien con ‘clotted cream’, una crema inglesa muy potente a nivel calórico que es ideal para estas pastas. Los británicos los hacen también con queso y con mil y una variantes (os dejo aquí un link de un blog muy british que me ha gustado).

Puede que la primera vez que probéis los ‘scons’ no os gusten: resultan un poco duros y también un tanto insulsos. Pero seguramente, o al menos a mí me pasó, os conquistarán cuando les deis una segunda o tercera oportunidad. Pues eso, que en Fortnum and Mason los hacen muy buenos, y además el entorno -un salón de té clásico y británico al 100%- acompaña mucho.

También es un buen lugar para comprar regalos: las típicas galletas británicas se pueden encontrar de todo tipo de sabores y formas.

Cajas de miles de tipos de galletas diferentes…


Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: