Mercado de Tsukiji

El Mercado Tsukiji de pescado, en Tokio, es una de las experiencias gastronómicas más alucinantes que he vivido. Garbo y yo hicimos caso de las recomendaciones de todas las guías y aprovechamos el jet lag para acercarnos al mercado de madrugada. Hacia las cuatro y media estábamos ya haciendo cola para poder entrar a uno de los dos turnos de la subasta de pescado. Nos pusieron unos chalecos amarillos fluorescentes para identificarnos como visitantes de la lonja y nos hicieron pasar a una sala, donde esperamos nuestro turno.

Cuando se abrieron las puertas apareció ante nosotros un universo de atunes gigantes, congelados, clasificados por tamaños, expuestos en el suelo de un almacén gélido y enorme.

Un trabajador los iba pintando, uno a uno, con unas letras o cifras japonesas. Era el momento del encuentro entre vendedores y compradores de las piezas: negociaban, hacían gestos y paseaban entre los túnidos, haciendo pequeños cortes en la cola para extraer una pequeñísima porción de carne de que probaban y olían minuciosamente, comprobando la cantidad de grasa de cada animal.

Llegada la hora del inicio de las pujas, el encargado de organizar el cotarro se subió a un pequeño taburete de madera, con una campana en la mano. Anunciaba la pieza que se subastaba, tocaba enérgicamente la campana y empezaba el ceremonial de gritos y gestos de compraventa.

Acabó nuestro turno, salimos  de la gran sala, dejamos paso a los turistas que venían detrás y empezamos nuestra ruta por el mercado propiamente dicho. Miles de especies diferentes de mariscos y alimentos del mar, expuestos en centenares de puestos. Atunes gigantescos congelados eran cortados por máquinas con sierras eléctricas, y otros, frescos, por decenas de tipos diferentes de cuchillos, usados con una maestría alucinante por los pescateros japoneses…

Cajas llenas de moluscos y peces vivos, en agua, de todos tipos y especies…

Un espectáculo para los sentidos, no apto para olfatos recatados. El olor a pescado es fuerte,  muuuy fuerte.

La parte dedicada a las verduras no es tan sorprendente, pero también vale la pena: verduras mini de miles de tipos diferentes, edamame (soja en vainas que ponen como entrante en los restaurantes japoneses que conocemos, con sal gorda por encima), flores de colores, shiitake y otras setas, aromas a cítricos diversos (como el yuzu, que nosotros no usamos pero que en Japón es muy común en todo tipo de elaboraciones, fresco y sorpresivo)…

Cuando acabamos el recorrido por todos los apartados, seguimos de nuevo las recomendaciones de blogs y guías: un buen sushi para desayunar, con todo tipo de pescados y mariscos frescos acabados de salir de la Lonja. Nos guiamos por la cantidad de gente que había en los establecimientos e hicimos cola para entrar en uno de ellos, enano, repleto de clientes locales que aprovechaban el descanso en sus trabajos mercantiles para ir a desayunar.

Empezó el festival y no paró hasta que no pudimos más. En mi caso el exceso de ilusión y gula me jugó una mala pasada: no pude volver a probar el pescado crudo en más de diez días, y estaba en Japón! Nos dimos un gran banquete de makis, nigiris y sashimis de salmón, huevas, oreja de mar, erizo, caballa, toro (ventresca de atún)… El empacho valió la pena, sin duda.

Si os gusta viajar, si os gusta la comida japonesa, si os gusta aprender de otras culturas y sobretodo, si os lo podéis permitir, os recomiendo al 1000% viajar hasta este país, visitar Tokio y acercaros hasta este mercado de pescado, esencial para los gourmets, toda una referencia para cocineros no sólo nipones, sinó de todo el mundo.

Qué ganas de volver a Japón…

Advertisements

Etiquetes: , , ,

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: