Una cena deliciosa con cuatro sobras… SOPA THAI

Hace unos días herví verduras y cuando las serví en el plato, viendo el agua de cocción en la olla, me acordé de mi madre, que siempre guarda todos los caldos para hacer sopas. A la espera de una buena oportunidad para usarla, reservé ese agua con esencia de vegetales en la nevera, bien tapada. Al día siguiente, en la verdulería, oferta de bandeja de setas de cardo a 1 euro. Mi mente se desplazó a al frigorífico y recordé que, además del caldo, tenía gambas pequeñas congeladas y cuatro restos de espinacas y brócoli que habían sobrado de otra cena. Era una coincidencia, el destino me estaba diciendo algo…

Teniendo a Garbo en casa todo fue más fácil. Puso el caldo a calentar y añadió dos trozos de piel de limón (para aromatizar al estilo tailandés) y dos cayenas que dejó dentro sólo unos minutos (en este caso muy pocos, porque yo no tolero el picante. Es cosa de gustos). Peló las gambas, pasó las cabezas por la sartén a fuego muy fuerte,  y las echó en el caldo (que luego coló). Salteó por separado (para calentar) el brócoli, las espinacas, y durante un poco más tiempo las setas de cardo (que todavía estaban crudas). Una vez colado el caldo, lo juntó todo. Un chorrito de salsa de soja… et voilà. Sopa thai. Se le pueden echar también espárragos, cualquier seta, cebolleta salteada en juliana o noodles si la queréis más consistente. Buen provecho.
 

Anuncis

Etiquetes:

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: