La nueva tasca Wakasa

Tasca Wakasa. Calle Laforja, 140. Barcelona. Teléfono: 93 2076395. Precio: 35 euros.

El Wakasa era el restaurante de cabecera que recomendaba a todo el mundo para comer no sólo un buen sushi, sino posiblemente el mejor de Barcelona. Este matrimonio de japoneses tenía un minúsculo local en la calle Nápoles que transportaba al comensal a una auténtica taberna toquiota, donde el toro era excepcional, los platillos auténticos y el servicio muy cercano. Hace tiempo que cambiaron de ubicación para ampliar capacidad y se instalaron en la calle Laforja; y por fin hace una semana pudimos ir a probarlo. Lo primero que me sorprendió fue… ¡poder reservar mesa para la misma noche! Impensable unos años atrás: tenías que llamar con dos meses de antelación para ser uno de ‘los elegidos’, tener mesa en esta tasca era como un milagro divino. Ilusionada por la oportunidad de probar el nuevo Wakasa, al llegar allí me pareció que el espíritu continuaba siendo el mismo: el señor en la barra cortando pescado, ella atendiendo las mesas y pequeñas cartulinas de colores adheridas con imanes japoneses a una pizarra vileda anunciando con perfecta caligrafía los platos especiales del día.

Pero como pasa a menudo, la primera impresión fue, al menos en cierta medida, equivocada. Los minutos pasaban, y seguíamos ‘a remojo’, sentadas mirando las paredes y al resto de comensales desesperados (sólo había otras dos mesas ocupadas, una de cuatro y otra de seis personas). Estaban a mitad de la capacidad del local pero, inexplicablemente, no daban a abasto. Después de una hora de espera, nos tomaron nota. Para compensar la situación nos trajeron, eso sí, unas edamame que agradecimos para –al menos- calmar los nervios.

Poco a poco fueron llegando los platos, en cuenta gotas. Empezamos con una Sardina Furai (un tipo de tempura de sardina con un rebozado especial, acompañada con cebolleta, hojas de sisho verde y una salsa de nabo daikon rayado con salsa de soja).

Seguimos con el Salmón y vieira sobre arroz, con huevas de salmón: absolutamente delicioso.

Nos decidimos también por unos Spaguetti con salsa de menta y huevas de bacalao: no tan espectaculares como el arroz anterior, pero también muy buenos.

Probamos también el Gunkan Ikura o ‘barco de guerra’: un maki en forma elíptica con huevas de salmón, riquísimo.

Y antes de acabar, dos nigiris braseados: el de anguila y el de toro, ambos impresionantes.

En total, dos horas y medias para cenar cuatro platillos, eso sí, muy buenos. Evidentemente, desistimos de tomar postre. ¿Una hora más para un mochi? Insoportable. Da mucha rabia que una fantástica propuesta gastronómica como era la Tasca Wakasa se haya echado a perder por una ampliación de capacidad. Era mejor esperar dos meses para ir a cenar, pero teniendo la seguridad que saldrías del restaurante con una sonrisa de oreja a oreja. Una pena.

Advertisements

One response to “La nueva tasca Wakasa”

  1. Andreu says :

    Lo bueno se hace esperar… hay que tener presente que la buena cocina esta armada de amor y paciencia, es decir: quien quiera probar los deliciosos platos que ofrece el wakasa no ha de tener prisa ninguna

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: