Tortitas para un madrugón electoral

Hace cuatro años muchos estábamos emocionados, sorprendidos o esperanzados con la posible victoria por primera vez en la historia, en la carrera hacia la Casa Blanca, de un negro al que ahora ya nos hemos acostumbrado a ver ocupando el cargo de presidente, Barack Obama. Había tal expectación que la madrugada de la noche electoral me levanté a las seis de la mañana para ver qué había pasado con los resultados. Quedé con un amigo y desayunamos tortitas americanas (‘pancakes’). Estuvo tan bien que cuatro años después, por si fuese mi ritual lo que le da suerte a Obama, ya he preparado las tortitas (con ayuda de Garbo, o más bien al revés) para el desayuno de mañana… No es lo mismo que comerlas acabadas de hacer, pero me ahorro el cocinar con legañas.

Merienda o desayuno, las tortitas son un dulce esponjoso que combinan tanto con dulce como con salado. En Estados Unidos una de las tradiciones es tomarlas con ‘maple syrup’ (o ‘jarabe de arce’), una salsa dulce parecida a la miel pero más líquida que se fabrica a partir de savia de éste árbol. En la versión salada, las acompañan también con huevos revueltos, bacon o salchichas. Ya veis, versatilidad al 100%.

Pero vamos al grano… ¿Cómo se preparan las tortitas? La verdad es que yo no soy nada experta, pero no es muy difícil. La cuestión es conseguir una masa que no sea totalmente líquida, sino que tenga un punto de solidez suficiente para que se quede en la sartén formando un círculo, cuando dejemos de echar el líquido.

Ingredientes: un huevo, medio vaso de leche, un vaso de harina, dos cucharaditas de levadura Royal y una pizca de sal.

Elaboración: se bate todo en un bol, y se unta una sartén muy caliente con mantequilla. Echamos con cuidado un poco de masa en la sartén de forma que quede un círculo de masa compacta en medio de la superficie. Cuando vemos que está por un lado, le damos la vuelta… et voilà. Importante! Que la sartén no se pegue, o podéis acabar con los nervios crispados.

Nos han quedado muy bien, aunque no muy uniformes, como en la clásica imagen de tortitas…

En Barcelona las del Brunch & Cake (que recomendó La Hora del Bagel en su Facebook y no pude evitar probar), no están nada mal (aunque la foto no les haga justicia)…

Y las que me dejaron un maravilloso recuerdo (puede que por lo idílico del viaje) fueron las de Lori’s Diner en San Francisco, una cadena de establecimientos ambientada en los años 50-60, ideales para desayunos y cenas. Todo un hallazgo que os recomiendo si vais a esta ciudad. No tengo fotos de las tortitas, pero sí del local…

Pues nada, que gane el mejor. Mejor dicho… que gane el menos malo…

Anuncis

3 responses to “Tortitas para un madrugón electoral”

  1. David says :

    Moltes gràcies per la menció!! 🙂

    PS: Les de SF segur que eren millors!!

  2. María says :

    Y digo yo… y si las compartís mañana?

  3. Ferni says :

    Me acuerdo de las de hace cuatro años… Me perdí el discurso de Obama yendo de mi casa a la vuestra. Hoy lo he escuchado en directo, pero sin tortitas. Aún hay tiempo de celebrarlo. ¡Yo pongo el maple syroup!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: