PEPA TOMATE. Una de cal y otra de arena.

Pepa Tomate. Plaça Revolució, 17. Precio: 15-25€.

Con el Pepa Tomate me he dado cuenta de que para opinar sobre un restaurante con una oferta muy amplia, deberíamos ir dos veces a probarlo. En la primera visita, buenas vibraciones y buenos bocadillos. En la segunda, tapas dudosas con mucho aceite.

PEPA TOMATE 1

Vamos por partes. La esquina de Plaça Revolució ocupada durante años por el Sureny se ha convertido, desde hace un par de meses, en un nuevo local vermutero, blanco y lleno de tomates por todas partes, mesas de madera, pizarras y despensa a la vista. Todo con muy buena pinta. La carta que se presenta en salvamanteles individuales de papel: bocatas, platillos, platos más consistentes, vino y cava hechos por ellos mismos…

PEPA TOMATE 026

Y junto a la lista de la oferta, la historia del nombre del local. Pepa Farré era una joven de Gracia, nacida en los años 20 del siglo pasado y loca por la gastronomía, que había aprendido a cocinar con su madre y con el maestro Rondissoni y había trabajado en algunos de los mejores restaurantes de la ciudad (La Maison Doree, Can Culleretes o el Glazier de la plaza Real). Vivía con su madre en una casita típica del barrio y se había montado un huerto para poder cultivar su gran pasión: los tomates. De ahí que la empezasen a llamar ‘Pepa Tomate’. ¿Puro marketing, o historia real? Puede que un poco de ambas cosas…

CARTA PEPA TOMATE

En la primera incursión nos decidimos por probar las Croquetas (media ración de ‘pollo feliz’ y otra media de setas con gambas). Buenas aunque con un sutil ‘pero’: el doble rebozado. ¿Por qué se empeñan algunos cocineros en rebozar las croquetas dos veces? Eso sí, muy buen relleno (¡incluso encontré un trozo de pechuga de pollo en una de ellas!).

PEPA TOMATE 014

Apostamos por los bocatas y pedimos una Pepaburger y un Frankfurt (que anuncian como ‘el mejor de Barcelona’). La hamburguesa, muy bien: tamaño consistente, carne al punto y acompañamiento de pepinillo del grande, cebolla caramelizada, rodaja de tomate y hojas de lechugas variadas, todo ello dentro de un panecillo redondo de sésamo, un poco tostado. El plato, de los de Duralex de la abuela, viene junto con un pequeño bol de cerámica con cebolla crujiente y más pepinillo. El precio: 7,90€. El frankfurt: salchicha sabrosa, con cebolla y salsas, también con su bol de cebolla crujiente.

PEPA TOMATE 021

PEPA TOMATE 019

Pido hablar con el encargado o responsable y me atiende Bruno. Me llevo una sorpresa cuando me explica que detrás de todo el proyecto está Quim Marqués, chef y propietario del mítico Suquet de l’Almirall, y alma mater de La Lola en la cúpula de Las Arenas. Me cuenta que la intención es convertir el local en un referente de barrio que interactúe con los vecinos. ¡Bien! Me marcho contenta de tener un nuevo bar donde picar algo en Gracia.

Repito al cabo de unos días y… ay! En vez de bocatas, pedimos tapeo. Los Boquerones en vinagre, bien. Para mi gusto un poco secos, pero se pueden comer (me gustan más carnosos, más jugositos).

PEPA TOMATE 001 (1)

Los Buñuelos de espinacas con supuesto allioli de miel resultan una masa frita muy aceitosa, con una seudo salsa dulce. Complicados.

PEPA TOMATE 001 (18)

La cosa no mejora con el Hummus con langostinos al ajillo. Tres o cuatro langostinos pelados sumergidos en un bol lleno de la salsa de garbanzos caliente. No resulta demasiado agradable a la vista, ni tampoco al gusto.

PEPA TOMATE 001 (11)

Las Patatas con gracia y alegría (bravas) se presentan en un mortero. No son las peores que he probado en esta ciudad tan aficionada al ‘braveo’, pero les sobra aceite…

PEPA TOMATE 001 (8)

Lo mejor de la cena, los Espárragos a la plancha con virutas de foie, parmesano y rúcula y las Alcachofas rebozadas con romesco (normalmente son cebollitas, pero este día tuvimos la suerte de que había cambiado el producto).

PEPA TOMATE 001 (17)

PEPA TOMATE 001 (13)

No he probado aún los platos más consistentes como los Canelones o el Arroz, ni tampoco el menú diario que ofrecen a menos de 13€. Y creo que hay que darle una oportunidad, porque la filosofía es buena. Apuestan por el producto de proximidad y compran en el mercado del barrio (Abaceria, en Travessera de Gracia). Habrá que seguir intentándolo…

De momento, os recomiendo el Pepa Tomate para el BOCATA previo o posterior a una sesión de cine en los Verdi. No para tapear. Seguiré informando!

Anuncis

Etiquetes: , , , , , , , , , ,

6 responses to “PEPA TOMATE. Una de cal y otra de arena.”

  1. David says :

    Aquest allioli de mel també el tenen al Suquet i a mi em va agradar bastant allà, amb els bunyols…a veure si ens podem deixar caure!

  2. maddieblue says :

    Jo hi vaig anar ahir de tapes. Em va agradar, però sí que vaig tenir també la sensació d’oli. Tot i així, la idea del restaurant m’agrada i les croquetes de gamba i trompeta són boníssimes!

  3. pepe says :

    Cosas positivas:
    La ubicación es muy auténtica, pues está en el centro de gracia. La terraza no está nada mal, tienen sombrillas y las cuatro calles de alrededor hacen correr un poco de aire que se agradece, las bebidas están a una temperatura ideal, la sangría me gustó.
    Cosas negativas:
    Los camareros son muy modernitos, tanto que llevan una larga barba que para nada transmite sensación de higiene. Solo hay uno para servir toda la terraza, es imposible abastecerla bien aunque intente correr mucho. La carta es totalmente caótica y muy desordenada, es muy difícil saber qué pedir, no hay diferenciación entre qué es un plato, qué es una tapa y qué es un plato para picar o compartir.
    Los nombres son originales pero no hay ninguna explicación sobre el contenido real o el tamaño con lo que es casi imprescindible preguntar por todo al camarero ( si lo pillas ).
    Hay mezcla de comidas ofrecidas sin sentido alguno ( cocina japonesa, mediterránea, italiana… )
    Si pides cualquier cosa, te das cuenta que los platos realmente no son platos, son mini tapas pagadas a precio de plato. Son pequeñas como tapas y caros como platos. El precio real ES MUY CARO, me pareció totalmente desorbitado para la cantidad de comida que proporcionan.
    Las mesas son muy pequeñas, si hay 4 sillas no es recomendable comer todos, solo beber o las cosas no caben en la mesa.
    Para ir a comer en grupo un desastre, realmente comes poco y caro. Para comer en pareja tampoco es demasiado recomendable.
    Buena comida y platos originales pero, sinceramente, no me volverán a ver.

    • tramussosdafrica says :

      En la primera visita te sorprende por su aspecto y la decoración, el ambiente… Pero en cuanto repites un par de veces, se deshace el encanto. Estoy muy de acuerdo contigo con el problema de servicio y de poca definición de la carta. Gracias por leer Tramussos y por opinar.¡Saludos!

    • Carme says :

      Estoy contigo. Los canelones tienen gusto de harina y además intentaron cobrarme 5 euros más por el vino.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: