Pasta integral con pesto de espinacas y miso

Comer verdura de una manera diferente y conseguir una salsa original para acompañar un plato de pasta. Para eso sirve un pesto de espinacas como este. Como explicaba ayer Mikel Iturriaga en El Comidista (leía su post, con una sonrisa en la boca, minutos después de cerrar mi tupper), un pesto se puede elaborar a partir de casi cualquier hoja o verdura, añadiendo algún fruto seco que aporte la textura rugosa a la salsa. Yo, con la ayuda e inspiración de Garbo (mi espía gastronómica, de guardia 24 horas al día) he hecho otra variación: he cambiado el parmesano típico del pesto original por una cucharada de miso. En mi nueva etapa vital de reducción de lácteos (imposible eliminarlos del todo, me muero por una pizza o un queso francés), he descubierto alternativas interesantes y esta es una de ellas. El miso potencia el sabor de la salsa, sin necesidad de añadirle grasas y es un producto sanísimo, pasta de soja fermentada, que reconstituye la flora intestinal y desintoxica el cuerpo. ¡En dietas energéticas y en la medicina tradicional china se recomienda tomar sopa de miso para desayunar!

¿Por qué pasta integral? Médicos naturistas, especialistas en nutrición y terapeutas también de medicina china recomiendan los alimentos integrales: pasta, pan, arroz… Son más ricos en vitaminas, minerales, fibra, y antioxidantes y contribuyen a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. “Otro mantra más sobre alimentos para añadir a la lista infinita”, podéis pensar. Pues puede que sí, pero a mi me sientan muy bien. No es cuestión de volverse radical con el tema, sino simplemente de cambiar algún hábito que no suponga grandes esfuerzos. Yo he descubierto panes integrales tan deliciosos o más que otros de harina blanca.

Os dejo la receta. Parece muy veggie, pero os aseguro que está riquísima.

PESTO ESPINACAS

Ingredientes (para un tupper):

120 gramos de pasta integral, dos buenos puñados de espinacas, aceite de oliva virgen extra, sal, nueces, medio diente de ajo, una cucharada de miso.

Elaboración:

Con el minipimer trituráis las espinacas previamente escaldadas un par de minutos junto con el ajo, un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, las nueces y el miso. Una vez triturado todo, probad el punto de sal y corregid si es necesario. Os recomiendo no echarla antes para no pasaros, porque el miso es bastante salado y las espinacas también. Para cocer la pasta prestad atención a los tiempos de cocción de cada marca, aunque en el caso de la pasta integral muchas veces pecan de exceso de minutos. Una vez cocida, juntáis la pasta con la salsa para que quede bien mezclado y presentáis emplatado con trozos de nueces por encima.

Espero que os guste…

Advertisements

Etiquetes: , , ,

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: