Hay vida gastro en VICTORIA STATION

Pimlico es un barrio gastronómicamente pobre. Es habitual, cuando se viaja a la capital británica, alojarse cerca de Victoria Station, pero en cuanto comienza la búsqueda de un sitio agradable para desayunar o cenar cerca del hotel… ¡desesperación! No quería que me pasase lo mismo en mi última visita a Londres, así que unos días antes exploré bien las opciones y aquí os traigo algunos apuntes.

En el número 86 de Wilton Road sorprende PIMLICO FRESH, un pequeño local con cuatro mesas de madera que se comparten entre los clientes, con una barra y taburetes en el ventanal que da a la calle, dos mesas en una improvisada terraza y un mostrador que lo dice todo: cakes, pasteles, quiches, ensaladas, bollería…

P1070891

P1070879

En las pizarras que ocupan las paredes se puede leer toda la oferta del local y en las neveras abiertas tenemos a nuestro alcance yogures, batidos, zumos y otras bebidas frías. Además de cafés, tomamos la Quiche de jamón y queso, el Cake de nueces para veganos (no contiene ni leche ni huevos), el Croissant salado y el Brownie con coco. Todo muy rico. Para beber, además, un batido de mango, yogur, arándanos y otras frutas. Entre los platos de huevos que ofrecen, especial buena pinta tenían los horneados con espinacas, chorizo y feta -potente combinación, para un desayuno simple a las ocho de la mañana-. Si queréis probarlo tendréis que madrugar o esperar: casi siempre está abarrotado y el sistema consiste en pedir en caja, pagar y esperar mesa. Paciencia…

P1070863

Lanzarse a buscar restaurante para cenar en la zona también es complicado. Nosotros descubrimos por casualidad un italiano más que aceptable: el UNO, en el mismo número de Denbigh Street. No esperéis platos baratos, olvidadlo definitivamente en vuestras visitas a Londres y evitaréis disgustos. Probamos los Pappardelle al ragú de porcini, pasta con salsa de setas, deliciosa, con mucho sabor a boletus y punto de cocción perfecto de la pasta ancha -mi favorita, quizás-. Buena, aunque no excelente, la Pizza Cuatro Estaciones… después de probar Madre Lievito, ¿quién se conforma con el horno eléctrico y una masa “del montón”? Mereció esperar diez minutos, como nos avisó la camarera, para probar el perfecto Coulant de chocolate, sólido por fuera y líquido por dentro, caliente, acabado de salir del horno. Un poco pretencioso el Carpaccio de frutas. El ambiente y el servicio, óptimos. Perfecta  alternativa nocturna si os apetece comer italiano.

020

Y para terminar, otra opción para comer o cenar, en  plan muy inglés: THE MARQUIS OF WESTMINSTER, un gastro pub en el número 50 de Warwick Way que ofrece platos 100% british. Tomamos la Ensalada niçoise con atún fresco a la plancha, muy buena aunque con un punto demasiado picante en el pescado, un plato de Filetes de cuello de cordero asados con sus acompañamientos (patatas al horno, english muffin y verduras salteadas), Chuleta de cerdo con la misma guarnición anterior y el misterioso “Rosemary & thyme chicken schnitzel, fries & homemade slaw”, que pedimos sin tener una idea clara del significado del enunciado, aunque resultó estar bueno, pollo al horno con patatas y ensalada de col. Cada plato, con una cerveza, sin postres ni cafés, por unos 25 euros por persona. Sí, de nuevo carísimo. ¿Pero no habíamos quedado en olvidar las comparaciones con nuestros precios?

P1070854

Anuncis

Etiquetes: , , , ,

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: