Spaghetti frutti di mare

Garbo -mi espía gastronómica- me ha enseñado a comer, a cocinar, a probar, a experimentar… Y algunas de sus recetas me han conquistado el corazón. Una de ellas es la Lasaña de verduras de Jackie Kennedy que ya di hace tiempo en Tramussos. Otra, hoy en día mi plato de pasta favorito, son estos Spaghetti frutti di mare. Sencillísimos, fáciles de hacer, puros, con muy pocos ingredientes, pero con un sabor intenso. Me pierden los mejillones y todos los moluscos. Y por eso me es imposible resistirme a este conjunto de mar y pasta en estado puro, delicioso.

Ingredientes (para dos personas):

225 gramos de pasta, dos dientes de ajo, tomates cherry o tomate maduro picado, 3/4 de kg de mejillones, perejil.

Elaboración:

Comenzamos limpiando los mejillones, sacándoles las  barbas y abriéndolos al vapor (simplemente tapándolos en una olla y poniéndolos al fuego unos minutos). Cuando ya están abiertos, los retiramos, los abrimos y retiramos las cáscaras, si son muy grandes los cortamos por la mitad con unas tijeras y los reservamos. Colamos el caldo que ha quedado, esencial para este plato, y lo reservamos también en un bol.

En una sartén, doramos levemente el ajo cortado a láminas o picado (a gusto del consumidor), teniendo mucho cuidado para que no se nos queme, ya que podría dar un sabor amargo a toda la salsa. Cuando está dorado, añadimos los tomatitos cherry cortados a cuartos, o en su defecto el tomate maduro picado, con agüita para que se mezcle con todo el conjunto. Una vez el tomate está casi sofrito, pero no del todo, añadimos medio vaso o un poco más del caldo de abrir los mejillones, subimos el fuego a tope, y lo dejamos que reduzca un poco. Cuando está un poco reducido, en el último minuto, echamos los mejillones a la sartén y el perejil picado. En un par de segundos, apagamos el fuego y removemos.

Cocemos la pasta los minutos justos, en agua con sal (recordad: ¡en la calidad de la pasta que escojáis y en su punto de cocción está el 7o% del éxito del plato, unos spaghetti de marca blanca recocidos no son lo mismo que una buena pasta de grano duro, al dente y masticable!). Una vez cocida, escurrimos y mezclamos con el “condumio” de mejillones que hemos preparado. Una de las claves es que, al servir la pasta, en platos hondos para mezclar mejor, nos quede el caldito de mejillones con esencia del tomate y el ajo en el fondo. Cuchara, tenedor… y a enrollar y sorber. Y si el caldito os salpica la camiseta al sorber la pasta larga… ¡buena señal!

Explico la receta con Spaghetti porque es el tipo de pasta que tenía el día que cociné el plato de la foto, pero he de decir que me gusta mucho más el resultado final cuando la pasta es ancha. La misma salsa, con unos Pappardelle anchitos, que absorban más cantidad de caldo de mejillón, es mucho mejor. Os recomiendo que los experimentéis con varios tipos de pasta para ver cuál os  gusta más con este acompañamiento marino.

Hay quien ilustra el frutti di mare con gambas, berberechos, calamar, sepia… Pues no digo que no esté bueno. Seguro que es buenísimo, por supuesto. Pero donde haya un humilde mejillón y su caldo, que se quite cualquier otro añadido. Menos es más. ¡Buen provecho!

 

IMG_3016

Advertisements

Etiquetes: , , ,

One response to “Spaghetti frutti di mare”

  1. octubre1974 says :

    Es la receta que más me gusta con la pasta, me chiflan los “Frutti di Mare”, a mi añadirle alguna gambita pelada también me gusta, pero si se les consigue dar ese saborcito a mar tan rico, me encantan!
    La probaré!!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: